La chica (y diseñadora de moda) del mes de noviembre…Leyre Valiente

FASHION, GIRL OF THE MONTH | 27 noviembre, 2012 | By

Gracias a un buen amigo, hace un par de semanas pude asistir al desfile de Leyre Valiente, una chica nada habitual, como sus diseños (17 de agosto de 1985, Leo, 27 añitos). Estudió comunicación audiovisual por su afición al cine y después diseño de moda por su amor al arte y a la costura. Apasionada, luchadora y decidida, presentó hace un par de meses su colección de Chimaera en EGO, plataforma de jóvenes talentos de la moda.

Tras sus prácticas con Yono Taola (2011), con Alexander McQueen (2011) en Londres, dejó sus prácticas en Loewe para crear su propia marca: Leyre Valiente. Y, viendo lo visto, ha tenido un buen comienzo.

Se levanta a las nueve de la mañana y se cepilla los dientes nada más levantarse. La higiene es fundamental, apunta. Tiene la suerte de trabajar en casa, tiene su estudio allí. Siempre lo mismo: un donete, zumo de naranja, y un bol compuesto por dos yogures, dos rodajas de piña troceada, y seis cucharadas de azúcar. ¿Siempre lo mismo? Sí, siempre lo mismo (risas).

Tuve la suerte de conocer su colección Chimaera y me sorprendió. Nada más verla, te dice algo. Es fuerte y directa. Te crea una sensación en el cuerpo en cuanto la ves. Leyre se inspira en las texturas y monstruos del universo de la ciencia ficción.

Animal quimérico, fantástico, bizarro. El tabú hecho carne. Vago esbozo que demuestra su naturaleza oculta, terrible, mágica. Un mutante hecho de cicatrices, traumas imborrables experiencias, miedos y deseos. Construido con partes de sí mismo, o de otros, cosidas sin anestesia. Único en su especie. Bello en su complejidad. Hermoso, hipnótico, aun siendo temible. Resultado de la mezcla entre el bien y el mal. Conmigo, personalmente, Leyre consiguió su propósito ya que me seducían al mismo tiempo que atemorizaban.

Y así, os dejo con la chica y diseñadora del mes de noviembre, Leyre:

¿Cuál es tu lema de vida? 

 Ser como uno sienta en cada momento. Sin importar el qué dirán.

 Y, ¿eres fiel a ese lema?

Sí. Salvo cuando se trata de temas de negocios. También hay que saber ser coherente y profesional.

 ¿Qué es lo más raro y lo más aburrido que has hecho en tu profesión?

Lo más raro, no sé, me cuesta mucho encontrarlo porque no tengo prácticamente filtro para lo raro, pero supongo que caminar  en el backstage, mientras miro a las modelos caminar por la pantalla, como intentando transmitirles la fuerza que me gustaría que llevasen.

Lo más aburrido, déjame pensar, días enteros de research en internet para Alexander McQueen.

 ¿Qué es lo primero que miras a un hombre? ¿Y a una mujer?

La cara. A la gente siempre hay que mirarle a la cara. La mayoría de cosas que merecen la pena de las personas se transmiten por ahí.

 ¿Qué hecho histórico te hubiera gustado vivir? 

Cualquier tiempo pasado no siempre fue mejor… Esta es la mejor época para ser mujer. Antes las cosas no estaban tan bonitas para nosotras, a pesar de lo cuquis que pudiesen ser los vestidos que llevaban.

Comida y bebidas preferidas.

Comida, garbanzos fritos o ropa vieja.

Bebida, batido de vainilla. Pero del de verdad. Lo de botella no es batido.

 ¿Un disco o una canción? 

Un disco, cualquiera de Muse o los Hives.

Canción: “Hurt”, pero la interpretada por Johny Cash.

¿Un libro?

 Invisible Monsters de Chuck Palahniuk

¿Un personaje de ficción?

La Teniente Ellen Ripley.

 ¿Dónde te gustaría dejar huella?

En la vida de las personas que quiero

 ¿Cuáles son tus héroes en la vida real?

Mi madre y mi padre.

 ¿A quién darías un pisotón? 

A la gente maleducada y egoísta, que nunca pide perdón cuando “pisa” a otro.

 ¿Los zapatos de quién te gustaría calzar?

Los que me gane yo con mi esfuerzo

 ¿Para qué eres un as? 

En trabajar hasta caer muerta. Tengo mucha voluntad y fortaleza emocional, y eso se traduce en que aguanto bien el esfuerzo físico y mental, así como el dolor.

¿Un trauma del cole?

Empollona, diferente y con personalidad, alta y delgaducha (me llamaban Jack Esquelington, jirafa o anoréxica), cuatro-ojos, y con ortodoncia. Deducid vosotros ya los traumas…

¿A qué jugabas?

A las muñecas. Hasta bien crecida. Prefería refugiarme en mi mundo que ligar con chicos. También hacía muchas manualidades de un modo expansivo al parecer (manchaba mucho en casa).

¿Tu mayor extravagancia?

Vivir a mi modo.

 ¿Un vicio que no piensas dejar?

El chocolate blanco y el donete de por la mañana.

 ¿Algo que no has hecho y que te gustaría hacer? 

La voltereta lateral, el pino sin pared, y tirarme de cabeza a la piscina. Soy negada.

¿Qué tal conduces?

No lo sé. Aún no lo he hecho.

 ¿Por qué te echan la bronca en casa?

Por no parar de trabajar. Mi compañero de piso intenta arrancarme siempre el ordenador de las manos porque me lo llevo hasta a cenar.

 ¿Una locura que hiciste por amor?

Guardar una naranja que el chico había tocado en el cajón de la ropa interior.

 ¿De quién te gustaría leer las respuestas de estas preguntas? 

 De Punset. 

Comments

Be the first to comment.

Leave a Comment

You can use these HTML tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>