Amores de verano

LOVE, SUMMER LOVING | 18 agosto, 2015 | By

Amores de verano, ¿cómo son? Son fantásticos.

Fantásticos y muy propios de esta temporada, como el buen arroz en familia los días de domingo o como un buen baño en la playa tras una noche que se convirtió en día (con una resaca que no te lo crees ni tú).

Los amores de verano, viene y van. A veces se quedan más de lo esperado. Unos meses más o, incluso, unos años más, o para siempre de manera inesperada. No lo sabías o, sí, pero quizá no lo querías saber en ese preciso instante, no estabas para eso. Sólo estabas para disfrutar del ‘aquí y del ahora’, algo que todos deberíamos de hacer, que no siempre hacemos.

coupleinloveEstoy segura de que has tenido alguno y te lo has pasado muuuuuuuy bien. Seamos sinceros. Es divertido, mucho. Seguro que habrá alguien en algún lugar que piensa, ¿qué será de ella? ¿qué será de él?, mientras suena ‘What can I say?’ de Yo la tengo y está tumbado en una hamaca disfrutando de un mojito y de ese atardecer mágico.

No sabemos si ahora mismo está disfrutando de otro amor de verano, pero mientras tanto disfrutásteis juntos e hicísteis que las horas de calor fueran más llevaderas. Os reísteis, os amástéis y disfrutasteis de muchas cañas, cenas de verano y calas juntos.

Quizá os ‘fundísteis en uno’. Conocido entre mis amigas y yo como la práctica de entrar en el mar con ese chico con el que te conviertes en uno. Ya no sois dos. En cuestión de instantes sois uno, os fundís en uno,  y cuando sales del mar (y como si nada hubiera pasado), te vuelves a tumbar en la hamaca, arena, o cubierta tan tranquilamente. Lo que se hizo en el mar, se quedo en el mar. Aunque si la ocaisón lo permite y el estado del macho también, se llevan a cabo más que unos tímidos besos. Fundirse en uno, ¿se entiende verdad? 😉

Fundirse en uno, pero en la orilla del mar.

Y, así, entre risas y disfrutes, miradas inesperadas, picnics en la playa y planes divertidos, trascurre el verano sin pensar demasiado en el qué pasará.

Por el camino, nos podremos encontrar amores de verano pasajeros que duran menos de lo esperado, incluso unos días, a lo que no hay que prestar demasiada atención. Son cosas, relaciones y momentos efímeros que nos trasladaron a un momento mágico que ya pasó y que ya no tiene que seguir siendo. Dejalos pasar, como yo diría: Next.

Love, together. Amores de verano.

Amores de verano.

Ahora sí, mientras duren y perduren, disfrutaremos de esos amores de verano, de esos arroces sabrosos y de esas noches de luna al borde del mar mientras te hacen un concierto acústico y te canta al oído. Por supuesto. Disfrutaremos de esos momentos y de otras muchas otras cosas más. Como el olor de gamba roja y cigala en los dedos, tan propio del verano. Como los buenos besos y el buen amor. Como las caricias a media tarde. Las sietas eternas. El despertar a media mañana. La sandía y la fruta fresca pelada. Viajar y conocer nuevos parajes nunca vistos. De lo que quieras. Tienes todo el tiempo del mundo para ti y para quién tu quieras.

Porque, como dice mi amiga Ana, tienes que pensar muy bien ‘de quién quieres llenar tus días’

Amores de verano

Amor de verano

Amores de verano

Amores de verano

Comments

Be the first to comment.

Leave a Comment

You can use these HTML tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>