‘En España, te perdonan todo menos triunfar’

LIFESTYLE & ART | 23 Noviembre, 2016 | By

let-the-haters-hateY así es. Al menos así lo ha expresado el caballero que tenía a mi derecha mientras desayunaba esta mañana en el bar Paco de siempre. Y, sí, coincido con él.

No sé lo que nos sucede pero nos cuesta ver triunfar a nuestros conocidos, amigos, coetáneos, contemporáneos, etc. Cualquier sinónimos que busques de este término me sirve. Ahora mismo a mí no se me ocurren más. Pero sí, no nos gusta. Vamos, hablo en general, pero en este país no nos gusta que triunfe el de al lado. Y casi, casi, te perdonan todo, menos triunfar.

Me ha resultado divertida la expresión del caballero y, además de dicharachera, realista.

Dejando a un lado la gestión del éxito o del fracaso, que para eso tendríamos un post adicional. Porque no sé qué es más difícil en este país, si gestionar el éxito o el fracaso. Quizá más el segundo que el primero. Siempre se generan más envidias y celos.

Y, es que, como es bien sabido: ‘la envidia es muy mala’. Y, es que a veces, no sabes ni por qué, ni cómo, ni cuándo se genera la envidia. Ni qué les pasa por la cabeza a toda esa gente que tiene ese sentimiento tan tremendo y feo hacia tu persona. No llego a entender cómo se ha generado. Si es que no han llegado a conseguir vivir en paz consigo mismos, o si la educación que han recibido no es la adecuada, o si su forma de ver el mundo no es la correcta. O qué. ‘Mi no entender’, de verdad.they-create-their-own-little-drama

Cierto es que entre las mujeres nos pasa más. De ahí mi post de hace años de ‘Entre zorras anda el juego‘.

Entre las tías nos pasa más. ¡Parecemos tontas, de verdad! Ojalá llegue el momento en que dejemos de ir en contra de nosotras mismas y nos unamos, protegiéndonos.

Cada vez que un chico o niño, porque hombres como tal, no hay. Casi no existen. Quizá un 2%. Pero el concepto hombre como nos lo han hecho entender, no existe. Un auténtico drama. La época de nuestros padres era de otra manera. Más dura. Y madurabas a base de hostias. Ahora los padres te dan todo hecho y te impiden crecer. Y, claro, aunque no se den cuenta, les hacen un flaco favor. Y esto sucede con hijos y con hijas. No sólo con ellos. Yo tengo casos muy cercanos. Uno de mis primos es así. Sus padres se lo han dado todo. Y a él le han ‘vuelto tonto’ o se lo han hecho creer. Y después de tantos años así, pues así sigue, sin poder hacer nada por sí mismo. Y de estos casos, hay cantidá, cantidá, cantidá.

¿Y a los chicos de hoy en día que les pasa? Pues que son niños y que están tan enmadrados que pasan de unas tetas (las de mamá) a otras tetas (las de la pareja). Un hombre se tiene que formar sólo y no estar debajo de las faldas de su madre continuamente. ¡Por Dior! Pero claro, creo que a día de hoy eso es un sueño. ¡Cuánto daño han hecho los cuentos que nos han hecho crear una realidad equivocada!.

Perdón, que me lío con otros temas y no avanzo. Sigo. Cada vez que un chico o niño con pareja, llámese mujer o novia, me insinúa, pide directamente o sugiere un beso, un polvo o cualquier otra cosa, yo le explico muy tranquila y alegremente que soy muy ‘PRO MUJER‘. Que no. Que por su mujer, novia o pareja no lo hago. Que igual me apetece, que quizá sea un cañón y oye, una alegría pal cuerpo no le sienta a nadie mal. Pero mira, no, oiga, no. ¡Eres un sinvergüenza! ¡Que tiene mujer, hombre! ¡Menuda cara! Pero esto es lo de siempre: ‘Ave que vuela, a la cazuela’.

Y yo, en esas situaciones, lo hago por ellas. Pienso en ellas. Y no lo hago, aunque me apetezca. Os animo a que seáis más así. A cuidarnos más entre nosotras. Porque algunas son de lo que no hay. Mamá siempre me dice: ‘Itsasne, hay mucha competencia a día de hoy’ y, claro, yo me quedo con cara de panfila. Pero, mira, igual tiene razón. Y es que hay mucha mujer para tan poco niño. Who knows…

En fin, en cualquier caso, la envidia es muy mala y hay que hacérselo ver. Que luego vienen los bloqueos energéticos y los males de ojo y los no avances en la vida porque te han hecho un mal de ojo no sé hace cuántos años porque molabas más de lo debido y tienes que encontrar a alguien que te lo quite, jajaja… ¡Y eso no puede ser!

mermaidsLa última vez me despidieron de un trabajo por esto. Porque había una señorita, fea, hermosa como diría mi padre muy educadamente, (vamos, con unos 20 kilos de más), mal vestida e insegura que me amaba. Mucho, me amaba muchísimo, pero lejos. Así que consiguió que me despidieran porque es íntima de la dueña, claro. Y porque es una empresa familiar. Porque en una corporación en condiciones no desperdician talento por inseguridades de gente mediocre, eso por supuesto. Quien quiera saber más, que no se corte y me pregunte. Yo encantada de detallar los hechos. Ya se sabe que en las historias siempre hay que conocer las dos partes. Eso siempre, siempre.

Pero no digo el nombre de la empresa porque lo más importante en esta vida es ‘que hablen de ti’, bien o mal, eso da igual, pero que hablen de ti. Y eso, lo sabe hasta el sursuncorda.

Lo más importante es que autoanalizarse y hacérselo mirar. Y detectar esa emoción si es que en algún caso se tiene. A mí también me gustaría ser como Carlota Casiraghi, ella es top, es level.

Pero oye, conmigo me sobro y me basto. Que cada uno tiene sus cosas, para bien y para mal. Por suerte o por desgracia. Pero sus cosas. Y tenemos que aprender a gestionarlas. Cualidades que nos hacen únicos en el mundo. Algo muy a valorar.

So… céntrate en tí, en ser la mejor versión de ti mismo y no mires al resto. Y todo, con amor, mucho amor. Mucho cariño y mucho optimismo. Es lo más importante ‘El AMOR’. Porque tu realidad es subjetiva y sólo tuya. Nadie te entenderá al 100% pero te quedarás con la gente que te quiere al 100%. Con lo bueno y con lo malo. Esa es la gente que importa. Los demás, ‘muy next’.

paycloseattention you-are-a-fanintheend

Comments

Be the first to comment.

Leave a Comment

You can use these HTML tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>